miércoles, 11 de julio de 2018

¿Prosa de colores? Azul y Beige. Conócelas

Unos días atrás publiqué sobre la "prosa púrpura/violeta/morada/lavanda" en la entrada en donde desmadejamos qué es y el riesgo de usarla. Si no has leído la entrada, dale click sobre esta entrada.
Hoy, analizaremos los otros dos "colores" que son muy usados entre los literatos de habla inglesa para expresar algunas formas de narrativa: La Prosa Azul y la Prosa Beige.

martes, 3 de julio de 2018

Agujeros en las tramas (Plot Holes): Qué son, cómo evitarlos y solucionarlos

Lo usual es siempre hacer una entrada inspirada en algo que me ha pasado. Esta vez no tengo el deseo de explayarme, ni contar cómo surgió la idea; pero si resumo el tema es que ya lo han leído en el título de esta entrada.
Durante mucho tiempo, yo les llamaba "incoherencias", hasta que descubrí que tiene un nombre asignado, algunos le llaman Agujeros de trama,  Hoyos de argumentación o los Plot Holes. Para esta entrada usaré el término Agujero de trama.

Cortesia de BBC Imagen

Analicemos, entonces ¿Qué son los agujeros de trama?
Según Wikipedia: «En la ficción, un agujero de la trama, es una brecha o incoherencia en una historia que va en contra del flujo de la lógica establecida por la misma en la historia. Tales incoherencias incluyen cosas como eventos ilógicos o imposibles y declaraciones o eventos que contradicen los eventos anteriores en la historia. El término también se aplica más libremente a los "cabos sueltos" en una trama: elementos de la historia con líneas laterales que permanecen sin resolver al final de la trama.»
Para el lector es: ¿Qué pasó con la carta misteriosa que tenía el abogado? ¿De dónde salió ese tío que le heredó esa fortuna? ¿No es que era la hermana muerta y ahora es la tía perdida?... etc., y las preguntas que el lector no satisface, no encuentra lógica, y/o se pierde con las explicaciones o la falta de ellas por parte del autor.
En el lenguaje del escritor, es cuando éste ha dejado en su historia una brecha o inconsistencia que crea una contradicción/duda que no puede aceptarse con ninguna explicación. Estos se ven como parches en una historia y el autor debe evitarlos si desea una historia creíble y realista. Sin embargo, común en algunos géneros como la fantasía y el horror, entre otros, los huecos en la trama son más aceptables, para mantener al lector ignorante de ciertos acontecimientos de forma consciente por parte del autor, pero cuando es una errata del escritor, el lector no suele perdonarlos.


Cómo se traduce esto en un escrito. veamos ejemplos.

Voy a asumir que la mayoría de ustedes vieron la Saga de The Matrix, para poder usarla como ejemplo (si no la han visto, advierto que hay spoilers): Esta película de ciencia ficción, nos abre la posibilidad de reconocer que no vivimos en un mundo real, sino uno ficticio. Se expone que hace muchos años atrás, las maquinas se rebelaron contra la humanidad. Para tratar de vencerlos, los hombres idearon que si estos no recibían más luz solar, su fuente de energía, serían vencidos. Más ellas de alguna manera lograron capturar a los humanos, e instalarlos en unas plantas especiales, algunos desde su nacimiento, para que la bio-energía nuestra, les sirviera a ellos como nueva fuente de poder. La finalidad de la Matrix no era sino una realidad virtual filtrada a esos seres humanos que no se veían esclavizados, sino viviendo una vida normal como cualquier mortal. Una vez que eres rescatado de la Matrix, solo puedes "reingresar" a la misma a través de insertarte un cable conector directo al cerebro, en una silla especial, y que el Operador, te envíe a la Matrix según algunas coordenadas; para salir del mundo virtual, debes hacerlo usando un teléfono y llamando al Operador. La incoherencia con respecto a esto es el personaje de Cypher en Matrix Reloaded, quien a cambio de una nueva identidad dentro de la "Matrix" traiciona a sus amigos con uno de los agentes  Smith. La pregunta es: ¿Cómo logro infiltrarse solo a la Matrix sin la ayuda de nadie (insertarse ese tuvo siempre se vio doloroso y "asistido") y sin un operador que lo enviará al lugar correcto; asumiendo que podía crear de antemano las coordenadas...? ¿Cómo salió de Matrix sin llamar al Operador? El espectador caprichoso, puede sacar una lista larga de las incoherencias en la saga; pero por ahora, nos quedamos con este único ejemplo.

Un ejemplo ficticio, en una novela, sería: La historia que trata de unos ladrones medievales (sí, esa época que le gusta a tanta gente), que son testigos de que Lord Selphych ha traicionado al Rey, secuestrando a la princesa, con el fin de matarla en medio del bosque. Uno de los ladrones la reconoce y sabe que vale más viva que muerta; por lo que la rescatan. La trama es, regresar a la princesa al palacio y evitar que el Lord los encuentre en el camino y los mate a todos.  Ya con esto podemos ver que existen muchas incoherencias; para empezar, ¿Cuánto pueden tardar en llegar del punto A al punto B? Una mañana, un día, una semana... ¿Cómo y cuando se entera el Lord que ellos la han salvado y que irán a dejarla sana y salva al castillo del rey? ¿Por qué unos ladrones, que seguro hay precio por su cabeza, rescatarían altruistamente a la princesa?

Con una trama tan simple, se pueden encontrar una serie de incoherencias. Cuánto no más con tramas más complejas, que pueden hacer caer al autor en un rosario de agujeros de trama que arruinarán su historia. Por ello, es necesario, que siempre se tome en serio la "pre" escritura, es decir, crear la trama y tomar nota de ello, así como  todas las subtramas que nuestros escritos van a desarrollar.


Puntos a considerar:
  • Clara estructura del argumento: debemos tener las ideas claras de sobre qué va la historia. En nuestra mente existe, el principio, el medio y el final. No es que sepamos toda la historia, ya que muchos la desarrollan mientras escriben; pero si tenemos la línea clara sobre qué, cuándo, quiénes, cómo, y porqué ocurren los sucesos en la historia, y el final de todos ellos.
  • Notas y más notas: para crear la estructura del argumento, necesitaremos hacer uso de las fichas. Un borrador de la idea principal puede ser un buen arranque. Mientras más personajes tenga la historia, con subtramas anudados a la historia principal, más información deberemos tener a mano. Es importante resaltar aquellos datos importantes dentro de las tramas, y desarrollar concienzudamente la introducción, el nudo y el desenlace de las escenas/capítulos/novela en si mismos.
  • Claridad y fluidez: uno de los errores de la escritura extensa, o  aquella complicada, es saber amalgamar toda la información. Si bien son necesarias las élipsis o flashbacks, la narración informativa (evitemos el infodomping), y la trama propia de la historia, todo debe fluir de forma natural. Explicar en exceso es tan malo, como no explicar nada; por lo que la claridad es fundamental para que lo que escribimos llegue al lector sin demasiado adorno o la carencia de información necesaria.
  • Credibilidad y realismo: sin importar si nuestro género es realista, de ciencia ficción o fantasía, no podemos hacer uso del Deux Ex Machina, como el rompimiento de leyes físicas sin una justificación creíble. La información contenida debe ser coherente con los tiempos y la historia. La preparación de la creación los mundos es indispensable, por lo que la investigación es un paso que no se puede saltar.
  • Fidelidad a la historia y al personaje: cuando rompemos ese círculo es muy fácil caer en los agujeros de trama. Tanto la historia, como los personajes, no pueden romper su propia naturaleza. Es muy recomendable las fichas de personaje, en donde anotaremos las intenciones y motivaciones de cada uno, así teniendo en mente esto, será más difícil salir de ese parámetro.
  • El final coherente: si no tenemos una historia lineal, es muy probable decepcionar al lector si durante todo el trayecto de la trama, para que el final no sea congruente con todo lo relatado.
Estos consejos son útiles cuando estamos en la pre-escritura, nos servirán para adelantar un paso a tratar de evitar dejar agujeros de trama, si tenemos un plan trazado. Pero muchos de nosotros, ya tenemos proyectos escritos y finalizados, así como otros que están en proceso de escritura, desarrollando la trama con muchos capítulos avanzados.


Qué hacer para solventar los agujeros de trama o argumento en un escrito en proceso o concluido
Ante todo calma. Todo lo que escribimos, debemos considerarlo "borrador". El proceso de corrección es también parte del proceso de escritura, y no debemos temer llegar a ese punto. Muchos no contamos con un editor que cada tanto recibe una escena o un capítulo que nos pueda indicar qué debe ser modificado, así que nosotros mismos debemos ejercer esa función en muchos casos. Por lo que debemos considerar algunos puntos.
  • Identifica la causa: durante el proceso de re-lecturas, debes analizar si todo tiene una explicación. Tú conoces tu historia, no así el lector que llega a ese punto X. Si este punto en cuestión genera preguntas, estas deben de tener una respuesta lógica. Por ejemplo: Los ladrones que han rescatado a la princesa, se roban los caballos de los soldados que han matado; pero en otra escena, indicas que la princesa cabalga con el ladrón que la reconoció. ¿Por qué? ¿Llevan los otros caballos como alimento, como trueque o venta? ¿Desconfían que ella huya de ellos? ¿¡La princesa no sabe montar!? (aunque es parte de su educación aprender a hacerlo). ---> Cada pregunta debe llevar del punto A al punto B. Si llevan los caballos como comida, trueque o venta significa que estarán muchos días viajando hasta llegar al reino. Esto debería responder a una pregunta previa entonces, porqué el Lord llevó tan lejos a la princesa para darle muerte, etc.
  • Identifica los hechos: las tramas que hemos escrito contienen escenas que para el lector tienen acciones ilógicas. Siguiendo nuestro ejemplo: Los ladrones han rescatado a la princesa y huyen con ella, escondiéndose en el bosque. En un punto, se dan cuenta que el Lord ha enviado a unos caza recompensas detrás de ellos por lo que se sienten atrapados. Es importante revelar al lector, de alguna manera, que uno de los soldados no murió, o previo a su muerte, dio aviso al Lord. En el caso de un narrador en primera persona, se deberá recurrir a una escena donde los ladrones se enteran de esto (digamos que el ladrón líder es quien relata), cuando un campesino desiste de comprarle el caballo porque sabe que son del Lord y que ha escuchado el rumor de los caza recompensas ---> Volvemos a responder punto A a punto B. Este campesino es de fiar y por ello lo revela, o por su parte es uno que quiere la recompensa y desea tenderles una trampa, etc. Para el narrador omnisciente, se debe incluir una escena en donde ese soldado da parte a alguien que debe dar aviso al Lord de lo ocurrido. Siempre debes pensar en todos los escenarios posibles del porqué se toma esa decisión y no otra: es decir, ¿tienen conocimientos, recursos o ayuda que pueden usar para escapar? ¿Qué hace que el medioambiente sea tan ineludible? ¿Qué está haciendo el Lord para perseguirlos, pisarle los talones, pero NO dar aún con ellos? ¿Qué detiene a los caza recompensas? Con todas las preguntas existentes que hacen ese agujero en la trama, hay que elegir lo que debe ser cambiado, sea adicionando o incluso eliminando. Hasta llegar a la conclusión que esa situación es es la más indicada para la historia.
  • Adiciona lo que haga falta: Cuando el autor escribe sobre la jugada, es mucho más fácil realizar agujeros de trama, porque se concentra en "esa" escena y no en el todo de la historia. Es por ello que es muy importante que todo cuente. Cuando ya tienes algo escrito, la resolución de un conflicto "imposible", debe de tener coherencia. Volvamos al ejemplo: el ladrón se separa de su grupo con la princesa y otro de sus compañeros; mientras los demás trataran de despistar a los caza recompensas. Hay una cueva que muchos creen está maldita, el que entra no sale, pero deciden atravesarla porque es el único camino. Lo primero que pensará el lector es qué una cueva no conduce a ninguna parte, pero descubre que si salen de ella, a un río, por lo que pensará es un Deux Ex Machina. Pero el autor, desea que su historia tenga una cueva, capricho, gusto, lo que sea.  El autor debe ser capaz de demostrarle al lector qué esa cueva fue una buena decisión, y que nuestro ladrón sabe lo qué hace. Digamos, porque ha sido anteriormente una ruta de escape que ellos han usado para huir de las autoridades, y la gente, por la mala fama de la misma. Sus grutas están marcadas, posee un mapa, o las conoce como la palma de su mano. Y su finalidad es llegar al río, donde ellos han escondido una barcaza que les servirá para avanzar más rápido que a caballo; además porque el Lord y sus cazadores no pueden seguir la pista sobre el agua. Esto sería mucho más creíble que encontrar la salida de sopetón, llegar a un río donde algún pescador ha dejado su barcaza amarrada en la orilla, mientras ha ido al baño... y como son ladrones, les es fácil robarla. Si te toca reescribir, adicionar información deberás hacerlo, ya sea como un dato previo en otra escena o la explicación del plan. Es posible que tenga que recorrer un largo camino, tenga que agregar grandes pasajes para dar a la solución una historia de fondo satisfactoria, pero hay muy pocas situaciones tan imposibles que no puedan explicarse.
  • Cuando no se puede explicar lo inexplicable: manos de tijera. Si existe una escena con un agujero de trama y no hay forma de arreglarlo, se debe considerar eliminar esa situación de su historia. Cuando el lector percibe un agujero en la trama, ve al escritor detrás de la historia, y comenzará a estar más atento, por lo que es poco probable que pueda volver a aceptar el mundo ficticio. Debes tomar esa escena o situación y reescribirla desde cero. Eliminar de raíz aquello que provoca el agujero de trama, elimina el problema. Tienes la oportunidad de reinventar diferentes opciones. Imaginemos, nuestro ladrón y compañía no entran a la cueva, se desvían por un sendero entre las montañas, mientras sus compañeros, sueltan a los caballos extras en otra dirección, a uno de ellos le han atado los guantes de la princesa para despistar. Mientras ellos retoman el camino hacia un punto de encuentro.
  • Cuando no se puede explicar lo inexplicable: distrae. Tal vez meterle tijera no sea algo que desee o pueda realmente hacer. Desea esa cueva, la necesita (porque en lugar de ser como Ali Babá y los cuarenta ladrones, se han visto orillados a refugiarse en ella, porque pese a la maldición, tuvieron que huir de unos campesinos que trataron de darles captura a sabiendas que ellos hasta ahí no los perseguirían), pero no sabes cómo resolver la imposibilidad de salir de un lugar "maldito". Distrae al lector. ¿Cómo lo logra? evitando que siga buscando una respuesta lógica al ¿cómo? Creando otro conflicto-emocionante, que a su vez, conduzca a una resolución más aceptable para el lector, o también una explicación vaga adicionada con algo emocional, puede producir empatía. Veamos los escenarios: conflicto-emocionante. El ladrón, su compañero y la princesa, huyen de los campesinos, es ella que no conoce la leyenda quien entra primero, ellos pese a que lo saben, no pueden dejarla sola. Los campesinos discuten si entrar o no, desistiendo porque un ruido y un viento helado sale de la boca de la cueva. Adentro, ellos se pierden entre los pasadizos, buscando a la princesa hasta encontrarla en medio de la oscuridad. Valiéndose de las herramientas que llevan entre todos, encienden una antorcha en busca de otra salida, haciendo planes de escape o enfrentarse a los hombres que les esperan afuera. Pasan las horas sin éxito, la cueva cada vez es más helada y oscura, y un viento desconocido les apaga la antorcha con un tremendo silbido. Descubren que hay un hilo de luz, al acercarse ven un agujero en la roca por donde el viento sopla, descubren que pueden salir de ahí, para enterarse que esa salida es una pendiente de tres metros de altura. Ahora el lector, no sentirá sino el conflicto que ellos están atravesando y los peligros que conlleva escapar por esa salida. (Y hay que sacarlos ahora de ese conflicto de forma creíble). En el escenario: empatía. Se deberá apelar a las emociones del lector, a aquellas cosas que damos por hecho, recurriendo por ejemplo a la fe, el destino, la intuición, las creencias, etc. Tenemos a nuestro grupo, huyendo de los campesinos. Los persiguen hasta la cueva, pero no entran a ella por las leyendas (ahí apelamos a las creencias de ese mundo). Los ladrones y la princesa, se adentran esperando que aquellos se marchen, pero siguen escuchando sus voces amenazadoras, por lo que buscan otra salida. Al no encontrarla, la princesa se asusta mucho, y lo único que se le ocurre es rezar (las creencias de ella), los ladrones incrédulos siguen buscando la forma de cómo salir por su propia cuenta. El líder sigue "sus instintos", las pistas que la propia piedra le indica, está más firme, más caliente, hasta que ven una luz; por lo que logran salir de ahí...
  • Apóyese en la lectura de otros: En la medida que pueda, apóyese en lectores Beta. Preferiblemente aquellos que están acostumbrados a leer el genero de su trabajo. Un lector que sus libros favoritos sean los de Sherlock Holmes, no se creerá la magia de su mundo de fantasía, o el que lee realismo político, aceptará la rendición de una novela rosa. Busque el lector según su nicho, al estar más familiarizado con el género, le ayudará a detectar los agujeros en la trama y podrá sugerirle soluciones. Tenga confianza en el lector.

Por mi refranera tradicional familiar, apelaré al dicho; Mas vale prevenir que lamentar. En la medida que su historia sea lineal, que reconozca que los detalles cuentan, conocer a fondo la historia y a los personajes, junto a la investigación que es necesaria, todo el conjunto será un cinturón de seguridad. Cuando conocemos los peligros, tratamos de evitarlos, aunque los accidentes suelen suceder. Por lo que conocer qué hace un agujero de trama, nos ayudará a tratar de evitarlos; pero es muy probable que con esas revisiones concienzudas, encontremos algún bache en la historia; por lo que espero pueda recordar alguno de los consejos aquí detallados.

Espero que esta entrada le sea de utilidad, le inspire y motive a sacar lo mejor de usted, a que aprenda a dedicarle a esa pasión tan hermosa como son las letras. Siempre digo, que quien ama escribir, no puede dejar de hacerlo. Descubra su pasión, persiga sus sueños, y nunca ponga en su boca la expresión: No puedo.
Les invito a que nos cuente sobre sus experiencias en la caja de comentarios, será genial saber de ustedes.
Un abrazo y hasta la próxima. ¡Nos leemos!
***
NOTA: Si este trabajo le ha servido de algo, le ha parecido interesante o cree que puede ser de utilidad a alguien más, le ruego que lo comparta en sus redes sociales. Con ello se valora el tiempo y esfuerzo invertido en el estudio, preparación de este trabajo. Su apoyo es fundamental para seguir creciendo. Si tiene una duda o un tema en particular que le gustaría tener información, no vacile en ofrecerme sus sugerencias. Le invito a suscribirse a mis redes sociales. Un abrazo de gratitud.

miércoles, 30 de mayo de 2018

Prosa púrpura ¿Pecado mortal para la narrativa?

Vuelvo de nuevo. En esta semana he estado con mi proyecto de escritura en un completo "fuera de servicio"; pero me resisto a no hacer nada para avanzar en él de alguna manera. Así que cuando la escritora se ha puesto en huelga (lo llamaré pereza, realmente); me muevo al nivel de "editora". Así que uso buenas horas para darle lectura (siguiendo el lector electrónico) para encontrar esos errores de tipeo, esas cacofonías y esas fallas que se filtran durante el arranque de la inspiración. (Ningún trabajo es definitivo sin miles de revisiones, por eso le llamamos "borrador").
Estaba leyendo y escuchando una escena en mi capítulo catorce, y antes de cortar a raja tabla esos errores, los voy marcando con el resaltador que mi programa de escritura me permite: El celeste para las frases raras, el amarillo para las cacofonías/verbos, el rosa para la repetición de palabras, el violeta para la dudosa narrativa y el verde cuando creo que algo puede eliminarse o modificarse (reciclaje).


Siendo una escena de poco más de nueve mil palabras, me encontré con un arco iris completo. Pero me llamó mucho la atención que marqué muchas palabras y frases en violeta. Debido a que el término "dudosa narrativa" es ambigua, comencé a pensar ¿qué realmente hace dudosa una frase? ¿Su construcción? ¿Suena muy cliché? ¿La prosa es muy florida? ¿Hay balance entre los adjetivos y los adverbios, son necesarios?
Me confieso nula para evaluar mi propio trabajo; pero siendo que mi lector Beta se dio a la fuga, no tuve más remedio que tratar de ser drástica y leer con el ceño fruncido mi propio trabajo. Pero siendo humana como soy, a veces olvido algunas normativas que he aprendido y debí recurrir a las anotaciones que he hecho durante mi proceso de escritura, para encontrar esas respuestas. Una vez que creí identificar mis deslices, me aboqué a mamá Google por consejo (y retro-alimentarme con nuevas opiniones). Y me di cuenta, que esas frases violetas que había marcado, muchas podía ser verdes (modificar, eliminar), pero otras estaban en la categoría de "Prosa púrpura" (busco más información en páginas en inglés, lo que ellos denominan como "purple prose"). Siendo honesta no existían muchas, porque la temática no da para ello; pero era como ese pelo en la sopa que realmente me molestaba porque aunque yo amo la escritura densa, no puedo caer en aquello que hace deficiente una escritura.  Repito, solo escribo para mí, esos trabajos "personales" son mi escuela, mi reto, mi distracción y mi pasión; pero por ahora quedan guardados en la memoria de mi computadora nada más. Pero pese a esto si no aprendo a escribir como se debe arrastraré errores toda la vida.

¿PERO, QUÉ ES PROSA PÚRPURA?


Según la crítica literaria , la prosa púrpura se denomina a aquella prosa extravagante, adornada o florida, que logra romper el flujo y llama la atención excesiva sobre sí mismo. La prosa púrpura se caracteriza por el uso excesivo de adjetivos, adverbios y metáforas/alegorías para describir párrafos o la obra entera. Considera que puede ser tan evocadora que sobrepasa los requisitos del contexto, debido a que hace uso de efectos retóricos como el sentimiento exagerado, o el patetismo, como un intento de manipular y/o evocar una respuesta o sentimiento en el lector.  Cuando se limita a ciertos pasajes, se los puede denominar parches morados o pasajes morados, sobresaliendo éstos del resto del trabajo.
Cabe mencionar que este término solo aplica a la narrativa, ya que para la poesía no existe esta restricción, ya que se espera que sea en si misma extravagante.

ALGO DE HISTORIA
Aunque parece un video de receta de remedio natural (con ocho minutos de bla-bla y treinta segundos de receta), es interesante saber los orígenes de este término. Debo confesar que no sabía del mismo, sino hace unos dos años, cuando supe del término "Blue prose"  (ya hablaré de esto otro día, o del "Beige prose"). Así que uno me llevó al otro.
Haciendo una revisión del trabajo de Horacio (el poeta romano), en su obra Ars poética, siendo que estaba en latín, escribió la palabra "purpereos" (que significa suntuoso). En la obra él hacía una análisis de su trabajo de escritura y comparó este estilo con los parches morados que los romanos usaban en sus vestidos. El morado era un signo de riqueza (y pretensión por serlo). Mencionamos que en aquella época muchos no podía pagar un vestido completo en púrpura, ya que eran caros; así que aquellos que pretendían aparentar ser ricos, usaban ese estilo de improvisación. Por lo que la frase se tomó para describir este estilo en la literatura. Se considera que este estilo se usa más abundantemente en las novelas románticas, aunque no es aplica solo a este género.
La prosa púrpura es criticada por saturar el significado en el texto de un autor al usar descripciones melodramáticas y fantasiosas, haciendo que la lectura se vuelva confusa, inconclusa, o por otro lado, que esté tan llena de emociones que se vuelve conflictiva para que el lector la procese correctamente en su propia opinión y emociones. Debido a que cada vez tenemos una narrativa más ligera, el exceso se vuelve pesado en su lectura para muchos, haciendo cada vez menos atractivo la prosa libre en la narrativa, en contra parte como antes.
Debido a que no existe una regla precisa o una definición absoluta de lo que constituye la prosa púrpura, decidir si un texto, pasaje o trabajo completo ha sido víctima de la prosa púrpura es una decisión algo subjetiva.
 

¿VOLVEMOS AL PUNTO CERO?
No, porque existen autores que han sido víctimas de la prosa púrpura y es a través de esos ejemplos es que podemos tomar un punto de partida, si nosotros mismos, hemos caído en los morados tentáculos del monstruo que sin saberlo nos sumergirá, a su escondido agujero, en la profundidad oscura de las aguas heladas del océano de los sentimientos que son evocados en palabras étereas y eternas para hacer brillar aquello que es solo arenisca. (Esta frase la marcaría en violeta).
"Tenían el desayuno la fruta desconocida para el hombre, entonces nos tiramos fácilmente en la hierba suave como aves que gilgoreaban sus villancicos desde las arboledas sagradas." (David Eddings)
*En este ejemplo, puedo entender que estos personajes, han comido de un fruto que les produce un efecto placebo.
"Su piel, blanca a pesar del leve rubor del viaje de caza de ayer, brillaba literalmente, como miles de pequeños diamantes incrustados en la superficie. Estaba completamente inmóvil en la hierba, con la camisa abierta sobre el pecho esculpido e incandescentes y los brazos centelleantes desnudos. Sus brillantes y pálidos párpados de color lavanda estaban cerrados, aunque, por supuesto no dormía. Una estatua perfecta, tallada en una piedra desconocida, lisa como el mármol, resplandeciente como el cristal" (Stephenie Meyer).
*Sin palabras x.x
"Pero la quinceava parte del cielo está abajo, y es hora de cerrar los cinco puertos del conocimiento. No estamos dispuestos a extender nuestros pensamientos en despertar a los fantasmas del sueño, que a menudo continúan con las precogniciones; haciendo cable de telarañas y tierras silvestres del guapo Groves. Además que Hipócrates ha hablado tan poco y los maestros Unicríticos han dejado interpretaciones tan frígidas de las plantas de sus pies que hay poco estímulo para soñar con el Paraíso en sí mismo. Tampoco el más dulce deleite de los jardines brindará mucha comodidad en el sueño; en donde la torpeza de ese sentido le da mano con olores deliciosos, y aunque esté en la cama de Cleopatra, difícilmente puede deleitarse con el fantasma de una rosa". (Sir Thomas Brown)
*Según entiendo, se refiere a una persona que no puede dormir, aunque ya ha llegado la hora para hacerlo: todos sus sentidos están alertas, pero pueden ser confinados, excepto el único que no puede detenerse que es el olfato, aunque los aromas que percibe por su desvelo no le producen placer. Pero estoy segura que otra persona entenderá otra cosa, o nada. Y es por ello que este estilo no funciona para narrar.
Los dos primeros ejemplos corresponden a autores contemporáneos, el último a uno de la edad media. A principios del siglo XX las personas seguían leyendo a clásicos y aquellos autores que se destacaron en la era victoriana, que influenció la literatura. Los libros de romances, sirvieron para que la narración florida no perdiera auge. Porque las personas de alguna manera seguían hablando así. Más ahora, en este siglo XXI, los editores se han vuelto exigentes, desean libros fáciles de leer y sin mucha decoración. Estamos invadidos por lo minimista que pareciera que aplica a todo.

¿QUÉ TAN MALA ES LA PROSA PÚRPURA?
Debido a que en casa no teníamos una gran biblioteca, los que habían se guardaban en un pequeño librero de cuatro estantes. La mayoría eran religiosos, y la literatura de ficción estaba limitada a los clásicos. Los primeros que leí completo fue Platero y yo y El Hidalgo Don Quijote de la Mancha. Habían copias de Shakespeare, Lord Byron y autores nacionales.  Por eso yo misma deseaba aprender a escribir "como ellos"; y me acostumbré a la lectura pesada, florida, con narrativa extensa.
Pero así como discutía con una persona que Hot cake no es lo mismo que Waffle o Crepés (pese a que sus ingredientes son los mismos), tampoco lo es la prosa densa a la prosa púrpura.  Mis estudios sobre este tema se han basado en artículos en inglés, y este idioma tiene muchas limitaciones en comparación con la riqueza de nuestro español.  Pero ellos parecen adverbiofóbicos y adjetivofóbicos; pero su pelea con estos puntos es las limitaciones que tiene su idioma. Ahora, muchos creen que todo lo que se dice es cierto en cuanto a formas correctas literarias; pero nuestro idioma tiene mucha variedad y no deberíamos aplicar las mismas reglas cuando se tratan de idiomas diferentes.
El japones es un idioma que posee "tonalidad" en sus vocales, por decirlo de alguna manera. Si no me equivoco hay cinco formas de pronunciar la I. Así que en cuanto a este tema, ellos son expertos en la prosa púrpura. (Creo que todos los orientales, sus novelas son las más trágicas y melodramáticas jamás producidas).
Pero siguiendo el consejo que todos los excesos son malos, debemos evitar caer en la prosa púrpura, cuando podemos narrar de una forma más clara y eficaz.  Me llamó mucho la atención un artículo en una revista acusado de ser prosa púrpura, el critico acusaba a la autora que tenía poco más de quinientas palabras, pero que contó casi ochenta expresiones de prosa púrpura en el artículo. Al final expresaba que no estaba seguro de que tipo de álbum musical era aquello basado en ese artículo. Reseñaba:
"este álbum evoca sentimientos abiertos", "la combinación de la guitarra y los tambores son coloridos y rebosantes", "la combinación de ritmos hacen emanar un aura de discreto amarillo". Me pierdo y solo son tres.
Para ser un artículo es demasiado.

Recapitulando: A muchas personas nos gusta la lectura densa, el lenguaje florido y las descripciones bien realizadas. Pero sustituir esto por un lenguaje que hace lenta una escena, qué comenzamos a leer pero a medio camino no entendemos de qué nos hablan, o es son tan innecesarios y cansinos, debemos meditar si deseamos eso en nuestros escritos.  No está mal una buena descripción, una metáfora o alegoría que se aplica correctamente, hasta los adverbios y los adjetivos son necesarios en nuestro idioma sin abusar de ellos. Si leemos de nuevo los ejemplos notaran algunas cosas:
  • Se salen del concepto original, creando distracción a la idea primaria.
  • Son utilizados para enmarcar un detalle que puede incluso obviarse y no cambia la historia.
  • El uso del lenguaje rebuscado que parece escritor amateur.
  • Se usa para enfatizar emociones, dramatizando o sobre actuando las mismas.
¿Nunca se puede usar una prosa florida? Por supuesto que sí. Autores como Dickens o Faulkner lo usaron y siguen siendo admirados en nuestros días. Pero debes recordar que el término prosa púrpura se usa como un total de la obra, o aquellas frases que se encuentran diseminadas a través de ella. Lo que debes reconocer es qué es y cuando aplica, una vez que conoces esa diferencia, no las usarás, sino que tus escritos podrán tener frases selectas, poéticas o floridas cuando es verdaderamente necesario.
Si es sobrecargado, manipula o confunde al lector, y es innecesario porque puede decirlo de otra forma, puede convertirse en una prosa púrpura. Simplemente evítalo.
¡Ante la duda... recuerda el pan y la mantequilla de Poe!

"... Sobre todo, estudie la insunuación. Deje pistas sobre todo —no asevere nada. Si se siente inclinada para decir "pan y mantequilla", no lo diga directamente por ningún motivo. Puede decir cualquier y toda cosa que se acerque a "pan y mantequilla." Puede dar pistas de pastel de trigo, puede ir incluso tan lejos como insinuar ¡potaje de avena! pero si el pan y la mantequilla son su verdadero significado, tenga cuidado, mi querida Miss Psyche, de por ningún motivo decir "¡pan y mantequilla!"
~ Edgar Allan Poe, burlándose de la prosa púrpura en su historia "Cómo escribir un Artículo para Blackwood"


«Por lo que entrando a la muerte y nacimiento del día, el deseo de saciar al león que se ha despertado entre mis entrañas, me moveré sigilosamente, tan silente como el hálito nocturno que me cubre, para no crear afrenta en aquellos que yacen arropados por los delicados brazos de Morfeo. Llegaré a la recamara que guarda el calor del hogar, que guarda las virtudes de la tierra, hasta alcanzar el sostén de vida, que salio de las fauces ardientes, completando la metamorfosis del polvo dorado, que el molino recogió como si de maná se tratara; más por su simpleza, no dejará de ser acompañado del elixir de las cabras montañesas, que sus hijos comparten con los mortales, azotadas y batidas, formando la espesura solo digna de los dioses inmoratales». (K. Marce -"La Prosa que cubría un campo de lavandas", 2018)

¿Te atreves a hacer prosa púrpura con el pan y mantequilla? Déjalo en los comentarios y compártelo para todos.
¡Nos leemos!

***
Si te gustó o crees que puede servirle a alguien, compártelo en tus redes sociales

lunes, 14 de mayo de 2018

Volvemos de nuevo. Y otra vez basándome en mis vivencias, estoy escribiendo sobre un tema que se ha vuelto recurrente en las charlas que he sostenido con algunas personas: Me describieron a alguien. Entre los comentarios que hacíamos, discutimos lo que recuerdan las mujeres y aquello que recuerdan los hombres. Parece que no es lo mismo. En conclusión, los hombres tienen más recuerdos que las mujeres.
Imagen de Devian-art, artista: Cyzeal, obra. "A woman"


Imagen de Devian-art, artista: Cyzeal, obra. "A woman"


Aquello me hizo pensar, (e investigar) sobre ese tema en nivel literario. En mi caso particular, me encantan las descripciones. Siempre y cuando estén bien realizadas, ocupen el momento adecuado en la historia y tengan la dosis exacta. Sobre todo en las descripciones físicas.  Y recordé lo que se ha criticado en alguna literatura, ya sea de forma profesional o no (publicados por Editoriales o autopublicaciones en línea).
Algunos escritores, deciden por iniciativa propia, o porque existe una vasta cantidad de "editores" que lo odian, prefieren no hacer descripciones de nada, o casi nada. Otros piensan que es mejor que el lector se imagine al personaje como le de la gana (con el perdón de ellos, pero creo que son perezosos) y, otros se toman demasiado en serio el asunto de describir a un personaje.
Debido a que tengo una ligera (y creciente) sinestesia, para mí todo se mezcla con mis sentidos. Mientras escribo este texto, en mi mente hay imágenes de cada palabra, a veces un olor o una sensación gustativa. Pero cuando todo se junta en una frase, esas palabras se convierten en imágenes es tan claras como si lo viera con mis ojos, o viera un video. Por lo que sin que yo lo proponga, un personaje X, aparece en mi mente con "su propia" imagen. Simplemente lo veo. Y luego a partir de esa imagen, es que decido o no revelar algunos aspectos físicos de ese personaje. Para mí es super sencillo, porque es como ver una foto y describirla. Pero, para otros, les cuesta mucho imaginarse a sus personajes, o siempre usan el mismo "modelo", ya sea por favoritismo, o por las influencias del marketing.
Para ayudar a aquellos que tienen dificultades para "ver/conocer" a sus personajes, daremos una serie de consejos sencillos y prácticos que pueden usar, hablaremos de cómo y cuando describir físicamente y los errores que cometemos al hacerlo.

PUNTOS DE REFERENCIA
*Fotografías - Como mencioné, se me hace fácil porque es como ver una foto. Así que es una ayuda visual que no debes descartar. Gracias a Google Imagenes, Pinterest, Free Pictures, y cualquier otro sitio similar, puedes buscar una foto que reuna las cualidades de tu personaje, basado en: edad, sexo, grupo etnico.  Si eres de aquellos que gustan hacer fichas de personajes, es excelente que te imprimas esas fotos y las adjuntes. En mi caso, el programa de escritura que uso (Ywriter), permite crear esas fichas y puedes adicionar una imagen. Es muy fácil volver a ella, para buscar algo extra.

*Usa una descripción favorita, pero con medida - Todos tenemos gustos particulares. Mi hermana siente apatía por los pelirrojos, le son las personas menos favorecidas del mundo y jura que jamás de los jamases se casaría con uno. Pero a su hija, al contrario, le encantan. Mis personajes masculinos (principales o no) vienen como el arco iris, pero por una extraña razón, mis personajes femeninos (solo los principales) siempre son de cabello oscuro. Cuando noté eso, pensé si estaba usando mi propia imagen (algo que nunca aconsejo hacer), y comprendí que no. Llegué a la conclusión que tanto el cabello oscuro como los ojos marrones son los más extensos en el mundo. El 60% de la población mundial tiene esa característica, y para mí, consciente o inconsciente, creo que más mujeres se identificarían con ellas. Y de paso hacerlo "mi sello". Aunque ya he escrito, en relatos cortos, sobre personajes femeninos que no son ni castañas, ni de ojos oscuros.  Ahora, lo imperdonable, sería que SOLO mis heroínas sean de X físico y el resto no (que elija a las malvadas siempre pelirrojas, por ejemplo). Que el protagonista siempre sea rubio, oji-azul, con hoyuelos y con cuerpo de Adonis, y el malvado sea feo, pelo grasoso y con marcas en la cara, por dar un ejemplo.

*Cóctel versus Shot: Sin importar el enorme esfuerzo que hagamos por describir a un personaje, el lector nunca visualizará la misma imagen que tenemos en nuestra mente. A menos que digamos:  "Y ella era igual a Marilyn Monroe", ellos terminarán tomando esa descripción a sus propios estándares. Así que puedes hacer uso de varias personas, sean tus familiares, modelos, fotos al azar en la red o artistas.  A veces, lo mejor de una persona no "combina" con lo mejor de otra; ya lo hemos visto en esas pruebas de mezclar a "la mujer/hombre perfect@" y el resultado no es lo mejor... pero, el lector no tiene esa capacidad. Así que si describimos el hoyuelo de la barbilla de Kirk Douglas, la nariz de Charlton Heston y el cabello de Rock Hudson... el lector los verá como deseé.

CÓMO Y CUANDO DESCRIBIR AL PERSONAJE
*Al que madruga, Dios le ayuda: A más temprano se introduzca la descripción física de los personajes, el lector de habituará a ella. Hace un tiempo leí el libro de un reconocido (y Nóbel) autor, y durante las primeras páginas describió a la personaje que asistía a la protagonista como:"vestía pantalones caqui y sombrero de junco". Y durante páginas no hubo otra descripción; para después hacer un casi retrato hablado del personaje, hasta con la enorme cicatriz que tenía en su mejilla derecha, en la página 20. A esas alturas, mi mente ya había llenado el vacío del físico de ese personaje; porque me disculpara, Mr. Nobel Winner, pero unos pantalones caqui y un sombrero de junco no flotan en el aire... No traiciones la imagen que el lector ya creó del personaje. Si no lo describes durante su presentación, no lo hagas durante el resto de tu historia.

*Todo con medida, nada con exceso: Un libro o novela, contiene una cantidad N de personajes. Los relatos, cuentos, micros mucho menos. Y dependerá de la extensión de la obra, si se puede aceptar o no una descripción física, sin embargo, sí existirá la descripción general: Por ejemplo, si es una mujer, un niño, un soldado, etc.  Para las obras de más extensión, dependerá del gusto de su autor, realizar o no las descripciones. (A mi parecer es preferible sí dotarlos de un físico). Cuando se realiza esa descripción, no debe hacerse de tal forma como si de una lista de supermercado se tratara. Dosificar la información principal o relevante, aquello que sí deseamos que NO pase desapercibido. Pero no usaremos un párrafo entero para describir a un personaje en particular. También debemos considerar que no todos deben ser descritos al detalle, sino dotarlos de aquello que es importante para "ubicar" al personaje, sobre todo cuando hablamos de los secundarios o de relleno.

*Aprende de los errores ajenos: Todos hemos leído en alguna ocasión un libro en donde el autor describe de una forma que no nos gusta. Las metáforas en las descripciones, deben tomarse como "medicina", en su dosis exacta. Como mencioné hay autores que prefieren saltarse esas partes de las descripciones; pero esto forma también parte de la creación del personaje. Hay que trabajarlos, darles forma, no puedes permitir que tus personajes sean planos, solo por la pereza o la falta de organización/estructuración a la hora de crearlos. Pero no debes caer tampoco en los excesos con detalles minuciosos que están fuera de tono. Si existe un momento para hacerlo, aprovéchalo; pero no adornes demasiado.

*Recuerda que tu personaje es una persona: A menos que sea un alienígena o un robot, acostumbramos a escribir sobre personas. Trata en la medida de lo posible, apoyarte de el propio personaje o una tercera persona para describir, no te apoyes únicamente del narrador. Ya sea porque es un pensamiento o hablado, puedes usar ese momento para describir algo físico de tu personaje. Un chico adolescente no tiene la misma perspectiva física de si mismo como lo hace un adulto, cargado de canas y arrugas. Cada uno verá algo distinto. El chico quizá piense en ese monstruoso punto negro en la aleta de su nariz, mientras que el adulto mayor, se siente orgulloso del surco entre sus cejas, por todos sus años de concentración.  Aprende a verlos también a través de sus propios ojos, o de sus cercanos.

*Piensa en el genero de tu escrito: Quizá seas un escritor como yo, a quien le gusta las descripciones, porque están en mi mente y pienso que es por algo. Pero, al igual cuando creamos mundos (por cierto, dale click aquí para iniciar la lectura de la serie), la preparación de los personajes es fundamental. Un género romántico o novela rosa, acepta determinadas descripciones, no así géneros de terror. La fantasía, la ciencia ficción usarán otras formas. Pero, en todas, se describirá a los personajes.  Ubica la  forma narrativa acorde al género para el que escribes, considera también, como dijimos, la extensión de cada trabajo.

*Evita los clichés: A una persona se le ocurrió describir por primera vez: "dientes como perlas" (yo opino que fue Poe), y ahora es un cliché. Los labios de rosa, su piel de terciopelo, sus ojos ruiseñores, sus músculos de acero, etc, son cohetes quemados. Si no se te ocurre una metáfora original, no la uses. No pasa nada si te vas con lo más simple.




 El brujo de Gerald de Rivia (video juego), fondo de pantalla de WallHere, por PhoenixBlood


EJEMPLOS Y CÓMO CORREGIRLOS

*Si puedes decirlo simple, hazlo:
  • «A simple vista, se podía llegar a pensar que los ojos de Celaena eran azules o grises, quizá incluso verdes, según el color de su atuendo. Pero si uno se fijaba atentamente, el brillante anillo dorado que rodeaba sus pupilas contradecía aquella primera impresión.» (El trono de Cristal, de Sarah J. Mass)--> La larga descripción de heterocromía central.
  • No es un error tratar de ser minucioso en una descripción, el problema es usar ese mismo "método" en cada descripción que se haga. Hay que evitar que cada vez que describimos, nos tomamos demasiado para hacerlo. En el caso de este libro, la autora describe demasiado al personaje, cómo es, cómo viste, cómo piensa, cómo se siente; pero descuida otros factores, como describir el mundo en dónde viven, cómo son sus costumbres, etc., pero tratándose de personajes, solo aquellos "agradables" tienen peso descriptivo, más no aquellos que son los "menos agradables" de la historia. Lo que la historia se vuelve cansina al ver al bueno-siempre bueno/perfecto y al malo-siempre malo/defectuoso. Nunca te olvides que todos los personajes son ambos en determinados momentos; esto les da credibilidad.
*Los personajes no son solo ojos, cabellos o estatura:
  • «Se tropezó con aquel chico rubio, de cabellos ondulados, ojos verdes y cuerpo atlético, su cabeza le golpeó el pecho, porque era alto, como de 1.75 metros.» **Parafraseando un texto que leí hace mucho en Wattpad, no recuerdo título, ni autor.
  • El error de las descripciones físicas, en meterlas dentro de una acción. El mismo acto de un "tropiezo" como en el ejemplo, es de segundos; por lo que la descripción debió ofrecerse posterior a la acción. Si ya conoce al personaje, debe describirse antes. No nos concentrarnos solo en estos puntos específicos. Es necesaria la distribución de las características, e incluir dentro de "la descripción" del personaje, otros factores como lo es la personalidad (alegre-> no digas que lo es, demuéstralo), las creencias (su religión o ideas políticas, haz que participe de ellas), las costumbres (sus hábitos, muestra cuándo los realiza), las manías (se toca el cabello por ejemplo/las manías no las uses seguido para no cansar o aburrir al lector), la forma de hablar (usa frases específicas, mismo trato que a las manías), etc.   A los personajes secundarios, dótalos de una o dos características, y puedes añadir una tercera muy especial, si deseas destacar algo muy particular suyo y que no se comparte con el resto (que es cojo, un lunar visible, una marca, etc).
*La nula descripción física, y más lo externo:
  • «El mago la miró. Jeans descoloridos, camiseta y el aire de desafío que toda persona tímida acostumbra usar cuando no debía. «Debo tener el doble de su edad», pensó el mago.» (Brida, de Paulo Cohelo)
  • Tal como dije al principio, en el caso de este libro, hasta donde lo he leído, NO existe descripción física. Y ya que aún no aparece, espero que no la tenga; porque ya me hice una idea de cómo es Brida. Si eliges no describir físicamente a tu personaje, debes dotarlo de otras características, ya mencionadas. Sí por el contrario, eliges describirlo, sigue las recomendaciones que anunciamos anteriormente.
CONSEJO FINAL
Disfruta las descripciones:
  • Leí que los editores, (blog americano) tienden a rechazar a aquellos que describen demasiado. Tanto en mi opinión personal, como el autor de ese blog, creo que un editor que no le gusta "leer mucho", no debería ser editor. Editar no solo es "cortar" (estoy en planes de hacer una entrada al respecto). Así que no creas todo lo que leas acerca de qué sí, y de que no, gusta a los editores.  El escritor es dueño de su escrito, y también de su estilo. Y NO todos los editores "odian" las descripciones, de ser así no tendríamos libros como los de Dan Brown, Pierce Brown, o hasta el propio Tolkien. Y me refiero a que estos autores se toman el tiempo correcto para describir el mundo en que se desenvuelve la historia, y no solo el desarrollo del personaje.
  • Si eres de los escritores perezosos que prefiere no describir nada, y basar tus historias en diálogos, te aconsejo que pruebas las técnicas de desarrollar al personaje, sin olvidarte del mundo en donde se desenvuelve. Un escritor serio, no debería pensar que debe escribir todo solo para "entretener" en plano. El lector no debería se llevado en corriente solo por la historia, sino sentirse parte de ella, y la ayuda que la narrativa ofrece, es una herramienta poderosa. En la actualidad hay muchos "best sellers" con narrativas pésimas, pero vendrán otros que con la misma facilidad los van a destronar.  Y al menos, en lo que respecta a mí, no le tengo el menor respeto a un escritor que no tome en serio su trabajo. No terminaré de leer una narrativa incoherente, unas descripciones nulas o sosas, y mucho peor descripciones de personajes que no les ayuda en su desarrollo. No terminaré de leer sus trabajos y nunca volveré a leer otro suyo, pese a lo que digan GoodReaders, o cualquier otro campo pagado por las editoriales para levantar ventas.
***
Espero que esta entrada te sea de utilidad, te inspire y motive a sacar lo mejor de ti, a que aprendas a dedicarte a esa pasión tan hermosa como son las letras. Siempre digo, que quien ama escribir, no puede dejar de hacerlo. Descubre tu pasión, persigue tus sueños, y nunca pongas en tu boca la expresión: No puedo.
Te invito a que nos cuentes sobre tus experiencias en la caja de comentarios, será genial saber de ti.
Un abrazo y hasta la próxima. ¡Nos leemos!
***
NOTA: Si este trabajo te ha servido de algo, te ha parecido interesante o crees que puede ser de utilidad a alguien más, te ruego que lo compartas en tus redes sociales. Con ello se valora el tiempo y esfuerzo invertido en el estudio, preparación de este trabajo. Tu apoyo es fundamental para seguir creciendo. Si tienes una duda o un tema en particular que te gustaría tener información, no vaciles en ofrecerme tus sugerencias. Te invito a suscribirte a mis redes sociales. Un abrazo de gratitud.

miércoles, 18 de abril de 2018

Las preguntas que debes considerar para construir mundos - Serie III Creación de mundos

Te has perdido la serie. No te agobies, puedes encontrar las entradas aquí:
Para facilitarte la creación de tu mundo fantástico y no dejarte ningún cabo suelto, hazte estas importantes preguntas. Todas están pensadas para que las analices y profundices en la creación de tu mundo.

lunes, 16 de abril de 2018

20 cosas que debes considerar al construir tu mundo - Serie II Construcción de mundos

Continuando la serie de "Construcción de mundos", en la primera parte, hicimos una introducción y algunos consejos a tomar en cuenta, en la entrada "¿En qué mundo vive tu novela? Serie I - Construcción de Mundos".

ADVERTENCIA: El siguiente contenido, cuenta con casi 5000 palabras
Ahora ahondaremos mucho más sobre el tema, sobre algunos puntos importantes a considerar y que a veces se nos escapan a la hora de construir los mundos para nuestras historias.

viernes, 13 de abril de 2018

¿En qué mundo vive tu novela? Serie I - Construcción de Mundos

Todas mis entradas, siempre son el resultado de algo que he estado haciendo o investigando. Los últimos años, viendo reseñas de libros en Youtube o blogs, muchos de ellos se quejaban de la falta de interés de los autores en tomarse el tiempo para crear mundos. Y hace unas semanas, volví a ver uno de esos videos, en dónde se condenada casi al castigo eterno a un autor (ni diré su nombre o su
libro) por hacerlo de la peor manera, según este "crítico".

jueves, 29 de marzo de 2018

DIALOGOS - 8 REGLAS GUIAS PARA ESCRIBIRLOS MEJOR

Uno de los puntos que disfruto a la hora de escribir ficción, son los diálogos.  Quizá porque es la puerta de acceso/salida rápida a determinada situación. Te evitas las descripciones largas, la narrativa pesada y te vas directo a aquello que quieres manifestar.
No desmerito para nada todo eso, y es altamente recomendable que se mantenga un equilibrio entre la narrativa y el diálogo. Hay que saber cuándo, cómo y dónde cortar la narrativa (o al contrario) y hacer uso del diálogo (o la narrativa).

jueves, 15 de marzo de 2018

sábado, 26 de agosto de 2017

Herramienta de escritura: Ambientacion audible



No sé cuánto silencio o ruido necesite alguien para escribir; pero en lo que respecta a mí, no puedo concentrarme en mi escritura (aún para escribir para el blog) si no tengo los audífonos pegados en los oídos. A veces, solo los “conecto” sin escuchar realmente nada; pero la mayoría de las veces si necesito escuchar algo.